Ana María Campos, heroína zuliana de la independencia

Un 17 de octubre de 1828 la ciudad de Maracaibo se enlutó por el fallecimiento de Ana María Campos, ferviente idealista emancipadora y participe en la liberación marabina

Un 17 de octubre de 1828 la ciudad de Maracaibo se enlutó por el fallecimiento de Ana María Campos, ferviente idealista emancipadora y participe en la liberación marabina del yugo del general español Francisco Tomás Morales.

Su querella por la Independencia empezó tarde, en 1.822, posteriormente a la Batalla de Carabobo, cuando Maracaibo fue ocupada por los realistas bajo el mando de Francisco Tomas Morales.

La altagraciana fue entusiasta y apasionada en sus manifestaciones contra el opresor Morales, tanto que en una de sus reuniones clandestinas llegó a decir: “si Morales no capitula, monda”, queriendo expresar con sus palabras que si no se hacía efectiva la capitulación el jefe realista debía perecer. Esta afirmación se convirtió en el lema de toda la población, y como pólvora encendida recorrió toda la región zuliana, no faltando quién la llevara hasta los oídos de Morales.

Fue paseada por las calles de la ciudad a caballo semidesnuda y luego azotada por el verdugo Valentín Aguirre. El castigo no logró hacerla cambiar de opinión, por lo que continuó luchando hasta la Batalla de Maracaibo de 1.823 y la capitulación final de los realistas.

Ana María Campos, siempre será dignamente recordada por el gentilicio zuliano a través del tiempo, por su heroica hazaña durante la emancipación de la provincia de Maracaibo y posterior liberación de Venezuela del yugo español. El solo hecho de caminar semidesnuda, pese a ser un desbarajuste moral para la mujer en aquella época, fue una señal de valentía que por siempre ha de representar a la mujer zuliana.

 

Estándar Digital

Únete a nuestras comunidades de Telegram, WhatsApp y Twitter con sólo un clic.

Contenido de interés